Cristóbal Vega Álvarez nació poeta y murió poeta. Yo, Jana la de la niebla (Ana Vega Burgos en el mundo real), su hija, siento que lo más íntimo que puedo hacer por él, para darle una alegría donde quiera que esté, es ir poniendo en este blog, poco a poco, los incontables poemas que fueron el sentido y la justificación de su vida, lo que le hizo vivir hasta los noventa y cuatro años con el alma llena de ilusiones.
Escribir era el estímulo que le impulsaba, la campana que repicaba sobre su corazón para hacerlo latir. Escribir lo salvó de la locura de más de veinte años en prisión, de la desesperanza de perder a su amada, mi madre, Antonia Burgos Béjar, "la escritora campesina" de Villafranca de Córdoba. También hablaré de ella en estas páginas e insertaré algunos escritos suyos; en fin, mi intención es que vuele en estas ondas su recuerdo hasta el fin de los tiempos, hasta que todos volvamos a encontrarnos, como ellos decían, tras la orilla infinita.

lunes, 6 de junio de 2011

Recuerdo a Liliana. Durante años y años mi padre se escribió con ella. Su dulzura era algo que hacía que yo, que era una niña, leyera sus cartas a mis amigas, admirada. Liliana nos parecía un hada. A los diez años empecé a escribirle yo también, y nunca dejó de contestar a mis ingenuidades, sabía ponerse a mi nivel de niña sin rebajarse.
Murió hace muchos, muchos años. Lloramos los tres, mis padres y yo.
 La llamaban "la alondra chilena"

(Para Liliana Echeverría Drummond, chilena, autora del libro DE MI HUERTO EN SOMBRAS.
Joven, poeta y... ¡ciega!)




-¡ASTRONAUTA!

Cuando tus alas de metal remonten
las nubes y los astros; cuando se abran 
en el milagro azul
y ya la Tierra, apenas perceptible,
sea un punto en el caos infinito,
quiero pedirte, amigo,
que cortes para mí un rayo de sol.

Nada me importa tu carrera loca,
tu ansia de espacios ni tu sed de estrellas:
esa fantástica embriaguez de mundos
que de pronto ha eclipsado la razón.
Nada me importa, amigo, si tuds sueños
son de paz o de guerra. Sólo quiero
que cortes para mí un rayo de sol...

Los insignes magnates de la Tierra
te pedirán planetas, mundos, alas
nuevas para el poder
en su insaciable afán de predominio.
Yo... -¡eterno cazador
de rutas imposibles!- quiero, amigo,
que cortes para mí un rayo de sol...

Una blanca estrellita
de luz íntima, suave: ¡una cascada
milagrosa de luz
para la noche bruja de unos ojos!
No importa, amigo, que yo esté llorando.
Ella es mujer, es joven... ¡y es poeta!
¡Ay! ¡Corta para mí un rayo de sol!

Cuando tus alas de aluminio se abran
en la incógnita azul de lo infinito,
¡no busques mundos nuevos, astronauta!
Corta en el cielo un ramo de ilusión
para su Huerto en Sombras,
que yo lo regaré con rocío de besos.
¡Ay, corta para mí un rayo de sol
para encender sus ojos apagados!
¡No busques mundos! ¿Para qué queremos
más mundos que este mundo sin timón?
Tráenos luces, sueños,
sonrisas...
Cascadas
de luz y de ilusión...

Y manos sabias de ángeles que enciendan
la maravilla dulce de sus ojos.
Ella es mujer, es joven... ¡y es poeta!
(No importa, amigo, que yo esté llorando)
Cuando pases por ese
loco jardín de estrellas, ¡ay!, acuérdate
y corta para mí un rayo de sol...




9 comentarios:

  1. Gracias, Elsa. Hoy apenas he trabajado en el blog de mi padre pero es que me he pasado el rato leyendo blogs y el tiempo se pasa sin sentir.
    Aquí hay una tormenta seca que da miedo oír los truenos. Y encima no ha llovido, así que tengo que regar.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Mi Querida Jana: Ayer quise entrar y blogger se enfadó otra vez conmigo y no me dejaba escribir en determinados blogs y tuve que llamar a Elsa para que pusiera un aviso en mi blog.
    Mi niña, no te regañé : ( todos tenemos derecho a estar tristes y a sacarlo afuera y si tienes necesidad de plasmarlo, aquí tienes mis brazos para escucharte y abrazarte.

    El poema es una preciosidad y es que están llenos de sensibilidad y dulzura.

    Me voy ahora a visitarte a tí que veo que has publicado en tu blog.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  3. Malena, cariño, sé que no me regañaste, sé que eres un encanto y lo sé, sólo quise explicarte que a veces necesito desahogarme aquí un poquito, no soy tan triste siempre, quizá sobre todo los domingos, pero también me río y bromeo y adoro las cosas bonitas que nos regala la vida. Hoy he venido de Córdoba y he comprado un montón de pegatinas de colores, un paraguas chino para usar de lámpara en el cuarto que estoy pintando, he cogido girasoles y me he sentido muy contenta. Un día te contaré una anécdota (recuérdamelo, la de los girasoles) para que veas un poco cómo soy de rarita.
    Parece muy pronto, pero ¡te tengo un cariño ya!
    Besos grandes y radiantes como los girasoles.

    ResponderEliminar
  4. por esas cosas d la vida tienes en tu poder alguna carta de liliana soy familiar d ella me encantaria poder tener algo d ella ya que en la familia no recuerdo que existan escritos d mi tia-abuela y mira las cosas d la vida yo me llamo alondra

    ResponderEliminar
  5. Alondra, qué pena, no, no tengo absolutamente nada de Liliana, se perdieron todas sus cartas junto con un montón más (incluso las cartas de noviazgo de mis padres) entre tantos traslados.
    No obstante, ella publicó libros, creo recordar que uno de ellos era "Mi Huerto En Sombras". Espero que los tengáis.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jana, yo estuve muchos años escribiéndome con Liliana Echeverría D. Fuimos muy amigas, y guardo de ella muchos escritos que me enviaba, también tengo algún libro suyo, estuvimos años escribiéndonos. Era un ser maravilloso, nunca nos conocimos personalmente, pero nuestra correspondencia duró años. Ella veía con los ojos del alma. Quise hacer un libro de sus escritos, con su obra, la que yo tengo, casi toda inédita. Y al leerte ahora, me he emocionado. Tal vez vuelva a ello. Me gustaría comunicarme contigo. Gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hace un buen tiempo hemos iniciado el desafio de recopilar poemas y cartas de liliana. Me encantaria poder tomar contacto con ustedes para intercambiar algunos poemas que hemos encontrado.

    ResponderEliminar
  8. Alondra, Anónimo, yo tengo mucho material de Liliana, recopilé mucho de ella, tengo para escribir un libro, poneros en contacto conmigo. Empecé a recopilar toda su obra, me comuniqué con su hermana Ana, y no encontré editor, pero tengo mucho de ella, incluída su voz. Alondra, ponte en contacto conmigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar